bitácora

¿Por qué el cine como experimentación?

Uno de nuestros tutores, Ignacio Agüero, para mí un sensible e importante documentalista que nunca tuvo ese estilo grandilocuente de algunos directores de su generación, y quien filmó en su casa para su última película “El otro día”, ha realizado retratos de muchos momentos y contextos importantes para nuestro país. Por ejemplificar y relacionado con Transfrontera, en “Cien niños esperando un tren”, donde retrata a Alicia Vega, una de las pioneras en trabajar el cine de manera comunitaria en Chile. Memorable es la secuencia inicial cuando Alicia les pregunta a los y las niñas comenzando el taller, cuántas películas han visto. Algunos responden que ninguna, otros recuerdan Rambo, Rocky y los Viajes de Gulliver.

Captura de pantalla 2016-05-12 a las 8.26.51 p.m..png

Alguna vez y hablando de los procesos creativos de una película con Ignacio, mencionó que el cine era una aventura. Podrá sonar poco concreto o superfluo o vago, pero para mí, siendo testigo de tanto manual barato de guión, y luego de haber estudiado en una escuela netamente de ficción, me pareció lo más revelador y lo más sincero que se podía decir de nuestro oficio. Esa aventura conlleva despegarse y desaprender ciertas estructuras, convenciones y maneras de hacer y enseñar el cine.

Nos unimos como amigos y como colegas en una alianza en común, que se tradujo en almuerzos y comidas por varios lugares de Santiago, donde desmenuzamos y nos contamos lo que hacíamos. Este diálogo entre nosotros, podría incluso pensarse como un cruce generacional, un cruce que se contaminaba e influía retroalimentativamente. Además tenemos un gusto en común: el cine de Raúl Ruiz, y ambos nos hacemos llamar Ruizianos cada día más convencidos.

Raúl Ruiz, quien luego de su lamentable muerte nos dejó una filmografía misteriosa y casi infinita con más de 121 películas. Él, el director que nunca paró de filmar, sabía que el cine era más bien un juego, un quehacer sin límites, lejano a las exigencias de la industria y de esas formas tan cuadradas de producción. Ruiz se burló de todo y con un humor que pocos tienen. Así, y como una de las cosas que podemos interpretar del trabajo de Ruiz y de Ignacio Agüero, es que el oficio del cine es un ejercicio de escritura y experimentación constante, que no tiene una formula clara de hacerse y más bien cada película podría ser como un mundo complejo en sí mismo, que tiene un tiempo y un proceso único.

Podría extenderme en este texto, pero la idea es que nos encontremos en Arica para debatir, pensar y crear libremente.

Por eso Transfrontera es un centro de experimentación transgeneracional, que busca que lxs participantes puedan explorar esta forma de expresión que es el cine. Y que tengan la libertad de hablar desde sus propios cuestionamientos, inquietudes y deseos.

 

Camila José Donoso – Directora Transfrontera

 

 

Anuncios

0 comments on “¿Por qué el cine como experimentación?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: